El Camino de Santiago 2006

04 septiembre 2006

El Camino: 16 de Agosto de 2006

Empezamos pronto y bien.. el tener el baño controlado (y no compartirlo con 50 personas más) facilita la puesta en marcha, pero ¡sorpresa! cuando salimos ¡es de noche! y además cerrada.. cuanto más al Oeste más tarda en amanecer.. Dani quiere volverse porque la verdad es que no se ve un pimiento. Con mi lamparita y el instinto natural de Marifé nos vamos guiando...

Sería muy bucólica la caminata si viéramos las estrellas, pero no es el caso: una capa gris de niebla y nubes nos envuelve... poco a poco clarea.. y la belleza de los paisajes se nos aparece sublime.. los verdes tienen miles de tonos y las brumas los hacen restallar... los pinos (empieza a haber pinos) tienen las agujas completamente abiertas en racimos enormes: no hay árbol de Navidad tan tupido ...



La lluvia acecha y los árboles lo saben... paramos en varias ocasiones para preparar las capas... pero de un lado está el calor y la nula transpiración que permiten y del otro la protección contra una lluvia que no acaba de caer.



Bajamos hacia Portomarín, por empinadas pendientes, en ocasiones muy empinadas.







Me encuentro mejor, aunque el pie derecho me está haciendo trizas... Elva perdió su bordón y está algo triste... como sustituto (o penitencia) baja con un pedazo de tronco enorme...

PortoMarín de lejos es precioso.. el embalse sobre el que se asienta impresiona... el puente que conduce dentro de la ciudad es largo...



... tras cruzarlo una agradable sorpresa: nos encontramos con Alfonso y Manuel que también buscan un lugar para desayunar... al final y como siempre vamos a parar a la plaza central delante de la iglesia fortificada de la ciudad...









Me atrevo con un bocadillo de jamón york y un Aquarius y parece que mi estómago también tiene ganas de comenzar a funcionar. Salimos a mirar una divertida tienda de recuerdos, pero las cosas pesan... tendrá que ser en Santiago.. Elva se compra en un supermercado un palo de escoba como nuevo bordón, deberían "expulsarla" la "Comunidad de Peregrinos Caminantes". Hablamos con Carolina de qué regalarle a Marifé (en 2 días es su cumpleaños)... una camiseta firmada.. o una Meiga... es uno de los apodos que le han caído...

A la salida de PortoMarín hay otro largo puente en el que les hago una foto desde arriba.. luego llega una megasubida con una cuestecita de bastante desnivel... y durante la cual empieza a llover en serio.......

Bajo la lluvia todo se transforma... los Coches pasan por la carretera formando estelas... Yo que voy solo entre los 3 primeros y Marifé que va detrás, voy pensado en mis cosas... llueve y llueve y voy hablando con "Santi" ... es un día propicio para ello...

Veo que los 3 de delante han entrado en un bar... voy para allí... estamos 30 minutos. Hace frío y todo el mundo está resguardado.. me tomo otro Aquaris y mucha agua.. voy cansando pero contento del tramo que he hecho... queda una hora y media de camino y al salir me noto pesado y frío, muy frío... los pies me duelen horrores.. Sigue lloviendo.. ahora soy el último: rezagado, Marifé me precede y en cabeza tira Elva que hoy va como una moto..

Bajo la lluvia se avanza mucho y a muy buen ritmo, no hay paradas... en el camino a partir del Km 100 hay unos mojones que nos indican cuánto queda a Santiago.. 79, 78 km, ahora los vemos con mayor frecuencia... alcanzo a Marifé y le adelanto: voy en modo automático y entrando en calor. Llevamos bastante rato bajo la lluvia y me invade una cierta sensación de gesta épica...

El trío de delante se ha parado en un bar: Carolina ha llamado al albergue y hay sitio: vamos tranquilos.. yo no me detengo, les digo que tiro para adelantar pues si me paro me volveré a enfriar ... ahora la lluvia es muy fuerte y voy como en trance.. voy calado hasta los calzoncillos.. sobre todas la patas del pantalón, las zapatillas, los calcetines que hacen chof, chof.. quedan 3Kms .... voy más rápido que en toda la etapa... las ganas de llegar.

Llueve a raudales y cortinas de agua caen movidas por el viento, los pinos se cimbrean y las subidas se ven salpicadas por los esporádicos coches que transitan... El municipio de Ligonde empezó hace rato, pero en Galicia hay varios pueblos dentro de un municipio.. el último es el bueno ... entro en un albergue-.. hay café caliente gratis a la entrada y la vida de Jesús en el mostrador.. recuerdo que Carolina dijo algo de este albergue tras leerlo en su mega-guía y que no venimos aquí, es propiedad de una secta ... ¡seguimos para bingo!

Continuamos hacia adelante hasta encontrar el albergue municipal que es pequeño pero muy, muy bien regentado por la hospitalera.. vamos chopos (mojados), nos cambiamos, duchamos, secamos y vamos a comer a unos 500 metros en un Restaurante de buen tamaño. Durante el trayecto la lluvia ha dado una tregua.. Tras comer y encargar la cena (¡¡Pizzas!!) subimos de nuevo arriba con una sombrilla de San Miguel que mañana bajaremos para desayunar y que nos resguardar de la lluvia que ha reaunadado su ciclo ... ¡estamos en Galicia! y todo es verde por algún motivo...




Hace un frío que pela y la lluvia golpea los cristales ... Daniel parece que tiene fiebre y seguramente se ha resfriado con tanta agua... está muy pachucho en el saco.

Hacemos lavadoras, y secadoras, la hospitalera se ha tenido que ir a una misa de un familiar y nos ha dejado "al mando" así que aprovechamos para secar la ropa al máximo y asegurarnos de que no quede ni rastro de humedad en las ropas... La frase el turista exige, el peregrino agradece es cierta.. pero nadie dice que el peregrino no aproveche a tope todas las opciones...

Llegan las pizzas, la señora del Restaurante llamó a Palas y supongo que se lleva una comisión por el paquete... También han pedido pizzas Rocío, y su hermana, unas gaditanas que también están muertas de frío... son la madre y tía de un chico de 15 años que lleva loco por hacer esto desde hace tiempo.

Vienen de Arcos de la Frontera... el año pasado, el chico lo intentó trayéndose a su padre, pero lo dejó fundido en la subida a O'Cebreiro, luego se tuvieron que retirar... esperemos que este año no se dejen fundidas a su madre y tía :) ... hablamos de la etapa de mañana... son las 23:00... a dormir....


1 Comments:

  • Yo tengo un muy buen recuerdo de Portomarín! Allí nos quedamos a dormir y por la noche, hicimos una fiesta de despedida de Carles, que tenía k volverse a Girona... Bocatas, cerveza y whisky en plan botellón! Fue una cena de lujo... ni una mariscada me hubiera sentado mejor!

    Al día siguiente salíamos como a las 7 de la mañana (no muy pronto, pk volvimos a desayunar con Carles) y al cruzar por el puente pequeño, vi lo que personalmente, fue una de las imágenes más bonitas del camino: en todo lo largo del puente, habían telarañas muy juntas y estaban "cristalizadas" por el rocío de la mañana. Era impresionante!!

    Voy a seguir leyendo...

    Besos

    By Aleyda, at 5:31 PM  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home