El Camino de Santiago 2006

04 septiembre 2006

El Camino: 21 de Agosto de 2006

Suena la bruja en el móvil, pero extrañamente Daniel ya está vestido :) ... se nota que le toca viajar hoy... al servicio a asearme. Anoche no me duché y tengo la sensación de ser un guarro.. .. no hubo tiempo... se me hizo tarde...

La que no se mueve es Carolina... me lo imaginaba... no va a venir a desayunar a pesar de lo dicho anoche... así que nos damos 2 besos: ¡que todo vaya bien, nos vemos..! y para fuera.. hoy llevo una bolsita blanca, no la mochila... mierda de no tener una bolsa de mano de aquellas de promoción ...

Salimos andando, más bien cojeando.. ayer sólo andamos 5 Kms y los músculos luego se entumecieron... la bajada desde el albergue buscando la estación de buses es dolorosa... desayunamos.. me pido un Cola-Cao con churros ... un lujo.. jeje...

Al lado del bar hay un cajero del 4B y recuerdo que tengo que sacar pasta.. pero cuando echo mano a la cartera: ¡NO ESTÁ! .. mierda ... me la he dejado en el albergue.. preocupado me despido de Daniel.. no es la mejor manera pero tengo que ir a buscarla...



Regreso pero no la encuentro.. me pongo nervioso... sólo llevo el DNI y la tarjetas... pero sin el DNI no puedo coger el avión... reservé billete electrónico... en fin... voy al baño.. en estas aparece Carolina... la cartera ha ido a parar al suelo al mover la litera, supongo que estaba pillada en alguna esquina...

Me marcho a la estación camino de Fisterra... de nuevo andar es un suplicio.. en la bajada me encuentro con Carlos.. el peregrino que me encontré en el tren y que me dio muy buenos consejos... "¡anda que me has llamado!" me dice socarrón... le contesto que lo siento, que he estado "mu liado" y se sonríe... la verdad es que perdí su móvil... soy un desastre... le digo que por la tarde nos veremos... que me voy para Fisterra... espero poder rescatar el móvil de las llamadas...

El autobús sale a las 9:45 no a las 9:00 como tenía anotado Carolina, me compro un libro en el kiosko.. se llama "Un hotel en la Toscana (no hay paradiso perfecto)" tiene buena pinta.. cuando me monto palmo 22 euros (ida y vuelta) y tardaré 2,5 horas en cada trayecto ... ¡a dormir!... en el autobús, 90% de peregrinos camino de Finisterre, de los que el 90% son italianos.. la plaga :) ... como sorpresa en el trayecto también viene "el Roncador" con su familia.



No sé si se enteró de que confabulamos para sacarlo de los dormitorios.. pero es muy antipático conmigo (probablemente se enteró) ..

Me despierto tras un sueño de 1 hora, porque huelo a quemado... alrededor hay zonas verdes, pero la mayor parte se ve arrasado por el fuego... son montes como en los que andamos: zonas de eucaliptos, pinos, muy similares a donde transita el Camino. Abel me comentó por SMS que las últimas 4 etapas (de Santiago a Finisterre) son una pena que todo está quemado, pero no imaginé que lo estuviera tanto...



lo cierto es que la sensación es muy triste e impacta el olor a humo que emite la tierra...

El autobusero es un tipo simpático que no para de hablar con todos los lugareños que se han ido subiendo de pueblo en pueblo.. hablan en galego a un ritmo de mil demonios... de hecho las italianas de delante mío están flipando ...

Lleva varias conversaciones en paralelo con varias mujeres y se entrecruzan... las italianas de delante alucinan mucho, se ríen incluso.. intentan pescar parte de las conversaciones.. pero no pueden.. de hecho a mí me ocurre lo mismo...el tono y timbre de la voz del conductor se te mete en el oído.. y mientras coge y suelta a gente no para de cascar... Vamos parando en cada pueblo.. por lo que hablan en su mayoría todos van a CEE, un pueblo con Hospital grande... donde les deja...

De CEE a Fisterra no hay demasiado y por fin llegamos..



me bajo cojo, y sigo la línea del puerto:



... atravieso el pueblo y me encuentro a las afueras siguiendo un cártel que indicaba al faro... Carolina me explicó que allí era donde se veía "el fin de la tierra"... estoy en la carretera.. y muchos coches van en esa dirección, pero no hay nadie andando...

Parezco un yonki con una bolsita blanca andando por la carretera cojo... demencial... son las 12.30 y no estoy seguro de cuánto queda... pensaba que se había acabado el andar pero veo que no... es cuesta arriba y además dudo, pero me planteo que si he recorrido 300 kms, porqué cojones voy a parar ahora.... y sigo bajo el sol ... desde los coches me miran raro...

Pero finalmente me encuentro con alguien que baja... 2 kms me dice... y me lanza un "Buen Camino" ... le contesto ... soy peregrino aún... sigo adelante... y veo la zona del faro.. hay mucho turista y algún que otro caminante...

Desde arriba se ve todo diferente, a la izquierda el golfo con algo de tierra ... delante el mar... hoy está tranquilo y no bate, pero en invierno el punto tiene que ser de infarto... sólo hay mar azul... diviso unas cruces y el lugar donde quemar el las prendas del camino... me relajo y me siento en unas piedras, tranquilo, contemplando el infinito...













... tengo que acabar el rito, pero hay demasiado turista (y Galicia y fuego estos días no son conjugables)... me da reparo ponerme a quemar la gorra... es lo que he traído para purificar.. mi gorra del camino... que me ha servido para secar el sudor .. y a la que he pillado aprecio...

.. en esas escucho... "Fire?" ... y sin pensarlo grito.. "I've got it!" ... "I brought the alcohol" me dice ... "me too :-)" le respondo... son dos chicas austriacas que vienen a quemar varias prendas... yo llevo la colonia... rocío la gorra, ellas sus sombreros y alguna camiseta... y con el mechero prendo fuego... aparecen más infiltrados que estaban en el anonimato y lanzan pañuelos, una camiseta, todos nos miramos... viendo cómo las llamas consumen las ofrendas



Los turistas murmuran "son peregrinos...".. y se me hace un nudo en la garganta como el que tengo ahora.. recordándolo... y me marcho... andando y una gaita suena... una muñeira triste... siempre hay gaiteiros en todos los saraos.. y allí hay uno viendo cómo me voy cojeando... contento... y tremendamente emocionado... tanto que tengo que ir con la cabeza agachada... y sigue sonando la música.. la grabo para que siempre esté ahí...


muñeira

y mientras bajo la cuesta .. viene algún peregrino.. y me cuesta mil demonios decir "Buen Camino".... pero lo hago... y bajo... y creo que por fin me contesto la pregunta del belga a mí mismo... lo he encontrado... bajo más tranquilo... emocionado pero sereno...

Al llegar al pueblo, voy a cumplir mi propio rito: me busco un buen restaurante... y me zampo unas navajas y un zarzo (pescado típico, recomendado) con buen Albariño... estoy solo comiendo, vestido de peregrino y cerca hay un snob mirándome con ojeriza... pero que se joda... con su snobismo de gran ciudad....

El camarero me trata bien, y yo a él: como, pago, y me voy al bus... que toca regresar... de nuevo con los guiris..

Llego a Santiago, entre bosques quemados... y me voy a comprar ... para finalizar: 5 minutos más de oxígeno veraniego... me siento en Platerías y me tomo la "refinitiva"... una Heineken... y me retiro al Albergue....



Mientras vuelvo, me paro en un tenderete en el suelo, ya lo vi ayer... es la obra de Ana Varea y expone sus fotos, son intensas y hacen que muchos turistas se paren... Vende fotografías en papel y son series reducidas de las originales... las fotos son muy expresivas y llevan asociado un poema.. le compro tres... un poco de arte como recuerdo no está mal... el mes próximo expone en Madrid, y por lo que he comprobado también lo ha hecho en Granada.

En las escaleras del mismo albergue con Asun, una bilbaína, profesora de Latín de 40 y pocos años que nos hemos encontrado varios días.. me siento en las escaleras con ella mientras me zampo uno de los trozos de empanada que compré... es su tercer camino... y le digo que yo sólo busco paz ... ella también ... nos animamos y me subo para arriba...

Preparo la bolsa y me ducho... y bajo al comedor... allí aparece Laura, la italiana que camina muy deprisa y nos pasaba como un avión... hablamos del Camino y de por qué lo hicimos.. me enseña una poesía que está en un tramo que yo no he hecho.. y que viene a decir que lo que mueve al peregrino es una llamada interior... no hay un motivo de petición, ni de penitencia... que sólo una búsqueda de algo inconcreto mueve los pies del andante.... le digo que quizás yo lo haya encontrado en este viaje y que me voy muy contento... le explico que me he emocionado mucho durante estos 3 días, me cuenta que ella la primera vez que lo hizo, no pudo ni entrar en la catedral... se emocionaba por todo, le entiendo a mí me pasa igual... nos despedimos, me da la enhorabuena y me anima a volver, como ella .... y estoy convencido de que lo haré...


2 Comments:

  • Ufff... tengo un nudo en la garganta y la piel de gallina! Tu relato ha sido precioso. Muchos hemos sentido lo mismo, pero no hemos sabido expresarlo en palabras.

    Cuando llegué a las puertas del Obradoiro tenía un sabor agridulce... por un lado satisfacción, por otro pena por no volver a ver a "esos" (dicho con todo el cariño del mundo, pero no se me ocurre la palabra exacta. Son compañeros, amigos, hermanos de Camino, cómplices, confidentes...)con los k compartí esta experiencia. Es curioso los vínculos afectivos que se pueden llegar a crear en unos cuantos días...

    Cuando iba por las escaleras laterales de la Catedral, noté que, incontrolablemente, mis ojos se llenaban de lágrimas. Nunca he sido una chica demasiado emocional y supongo k por la falta de costumbre, me dio mucha vergüenza, por lo que bajé la cabeza y cuando me di cuenta, había perdido al grupo. Habían entrado por el lateral sin que yo me diera cuenta y seguí andando, sin rumbo, creo k en ese momento no "tocaba" demasiado, mi mente estaba dispersa y no era capaz de pensar con claridad. Me giré un par de veces, a ver si les veía, pero habían "desaparecido" y no quería andar para atrás, así k dejaba k mis pies me llevaran hacia donde fuera y de pronto me encontré de frente con akello k hacía días estaba deseando ver... majestuosa, delante de mi, se levantaba la fachada de la Catedral y sentados, en medio de la plaza estaban todos mis compañeros... Ahí fue cuando ya no pude contenerme y me eché a llorar como una niña. Javi ("mi tete de Madrid") vino a buscarme y nos fundimos en el k creo k, hasta hoy, ha sido el abrazo más sincero que me han dado en la vida.

    Yo también estoy segura k volveré a hacerlo. A mi entender y de la forma que yo lo he vivido, el Camino empieza en Santiago...

    Gracias por tu escrito.

    Buen Camino, compañero!


    Aleyda

    By Aleyda, at 6:39 PM  

  • El año que viene haré el camino desde Sahagún. Me he leido todo el relato de una tirada. Cautivador. Te felicito.
    Por cierto, haré el camino en bicicleta de montaña. De ninguna manera olvidaré el silbato.
    Un abrazo.

    By Rafael, at 8:01 PM  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home