... 30 de Julio de 2007: Jesús y los Boogies ...

Me levanto como nuevo.... he dormido muy a gusto.. la cama del hotel valía la pena...

Desayuno continental con algo de tensión (¿?) (unos panecillos muy ricos con fruta y jamón yok) ... Luego nos enteramos de que hubo mal rollo pues Joan de Mallorca tuvo que hablar con Germán dado que el desayuno original sólo iba a ser a base de bollos y café...

Tras desayunar, nos dedicamos a hacer fotos por el hotel, en el patio, en la hamaca... Se han llevado a Juanqui y a Inma para acabar de hacer el paseo en avión...






Al resto nos llevan más tarde mientras esperamos a que bajen del aeroplano... Hay un niño vendiendo souvernirs ... tendrá 10 años... le robo una foto, pero sólo le compro una llama... bueno, Dolors me deja la pasta porque yo no llevo el sol que me pide...



De la excursión aérea regresan algo "pálidos" (mareados)



suben a la furgoneta y nos dedicamos a consensuar qué haremos durante el día... Decidimos ir a las Tumbas de Chauchilla, luego al mirador de María Reiche y después intentaremos llegar a la Reserva de Paracas a pasear... ya veremos... creo que me voy a quedar sin Boogies en el oasis de dunas...




Camino entre desierto árido para llegar a las tumbas ...



son unas tumbas pre-incas ... con sus momias dentro en medio de la nada ...

enterraban a los difuntos en fardos cubiertos de ají (una salsa muy picante) que lograba "macerar" o conservar los cuerpos... y a buena fe que lo lograban... aún hay restos de piel y de cabellos en momias que tienen más de 1500 años de antigüedad y que se encuentran a la intemperie...



El guía se llama Jesús y es un nazqueño de origen vasco que habla hasta por los codos... salen en 20 mil guías y páginas de internet, y de pequeño conoció a María, la estudiadora de las líneas... nos guía en la necrópolis...



El cementerio está un mitad del desierto y marcado por una líneas blancas de las que "no te puedes salir" mientras caminas... hay unos jirones blancos en la arena... son huesos ¿de chucho? ¿de momia? esparcidos sobre el espacio "minado" ...




Las momias son blancas, blancas, con su pelo y sus ropitas ...



aún siguen ahí pero se han llevado lo mejor a los museos de Ica y Lima... Tienen la cabeza apepinada pues se la deformaban para demostrar la clase social... además de llevar largas rastas y turbantes de pelo..



Nos metemos en la furgo y toca ir hacia un montículo desde el que se entienden las diversas formas de construcción de las líneas en el desierto... Jesús nos pregunta nuestro signo zodiacal, pues hay una relación (es teoría) entre dichos signos y las figuras del suelo ... Dice que los mejores son los sagitarios (así se lo han explicado a él unos esotéricos americanos, a los que de vez en cuando acompaña a hacer ritos por estas montañas... hay gente pa tó...) Los sagitarios son colibrís y en el grupo Inma lo es (como el guía) ... ¿quizás por eso sean los mejores? Creo que yo soy araña, pero Jesús habla y habla y me pierdo y duermo con su grave y redonda voz ...

Llegamos al montículo desde donde con claridad se ven los dos tipos de líneas que se pueden encontrar... podemos ver la figura de "la aguja y el hijo" ... Nos comenta que hay unas maderas encontradas que se utilizaron para el trabajo y que datan del siglo 1 d.C. pero que otras manderas son del 6 d.C. en el mismo área de terreno (¿?)



Al bus que toca despedirnos de Jesús es mediodía y falta 2 horas para comer... Comento con Germán que hay que solventar el tema de las propinas pues no lo llevamos bien (creo que Jesús se fue sin la suya) ... me dice que lo mejor es tener bote... y que deberíamos conversarlo.... me toca hacer de enlace ...

Desierto, desierto y arena... vamos al famoso mirador (el museo de María está cerrado)... Subimos poco a poco y con nosotros (Imma, Marcel y Joan) suben 2 japonesas... les hago una foto e Imma, en broma exclama "tip is 10 dollars"... la carita de las pobres niponas es un poema... deben de dar propinas hasta las narices.. tenemos que aclarar que era un broma.... pero no sé yo si nuestro humor Spanish no causará alguna pesadilla a estas pobres ...





Bajamos riendo y me dan ganas de hacerme una foto en el medio de la carretera que es larga y recta... ... pero no hay "bemoles" y no me fío de que Toni me avise sobre si vienen coches o no... yo sólo puedo controlar un sentido... Además hay bastante turista y aunque mi imagen no está en demasiada valía tampoco es cuestión de arrastrarla un poco más...



¡A comer! Mientras llegamos al osasis de Huacachina en Ica donde están los Boogies que me comentó Patricia... le pido a Germán si es posible "escaparnos" y subir en esos artilugios ... En plan improvisado, medio grupo se interesa por la diversión ante las miradas reprobadoras de sus mujeres... la excursión dura 1 hora y son 13 dólares... Supongo que en Túnez se puede hacer el cabra de igual forma... pero por si las moscas... me apunto



Los Boogies son muy divertidos... las dunas alrededor del oasis contrastan por su estilo saharaui y tras subir y bajar como en una montaña rusa,




aparecen unas tablas de sonwboard para que nos tiremos por las pendientes... ¡A disfrutar como niños!








Como (literalmente) mucha arena y me raspo los antebrazos, pero no pongo los pies cuando me tiro... De regreso, el guía/conductor del boogie, nos comenta que un antiguo presidente de la nación se hizo construir una carretera que llegase al oasis pues era aficionado a la caza de patos... la mano de obra eran reclusos de un cárcel cercana, y tampoco les costó tanto dinero, aunque con un poco de "arte" seguro que hubo que pagar comisiones ...

Bajamos a comer y no hay nada preparado a pesar de que habíamos ido de antemano a pedirlo para encontrárnoslo en la mesa, ni de coña... En el bar no paran de decir "cerveza a morro"... y cuando vemos el estado en el que nos traen los vasos entendemos la frase de algún que otro españolito asustado al ver la mugre en los cristales...



Comemos corvina al ají ... el ají es un picante típico que es un "cinquillo" en la escala de picantes de poy ... el grupo no se lo acaba de creer, pero tras probarlo no creo que confíen más en mis escalas...

En el bus, planteamos que debido al retraso de los Boogies, no llegaremos a la Reserva de Paracas y que es mejor que nos quedemos en Ica para ver el museo arqueológico... Vale la pena, allí aprendemos sobre los nazcas, los incas, los waris... y cómo ha evoluciona la vida en este valle rodeado de desierto, que al parecer debía de tener algo especial porque todo Dios ha venido a dejarse los dientes en luchas e invasiones.

Las momificaciones y los tejidos son espectaculares y es sorpendente el nivel técnico que lograron a la hora de confeccionar telas y vestidos... alucinante de verdad... Igualmente, vemos una sección del museo dedicada a la medicina, pues al parecer eran famosos por realizar "trepanaciones por raspado". Parece ser que las deformaciones craneales a las que se veían sometidos les producían tremendos dolores de cabeza que aliviaban vía directa: un agujerito en el cráneo y que la presión disminuya... Son los antecedentes de la aspirina y del ibuprofeno...

Subimos a un mirador y vemos una representación a escala de las líneas de Nazca, y es obvio que hay superposiciones de diferentes momentos de la historia que confluyen en el mismo punto... o algún cachondo o cachonda, lleva unos añitos riéndose en su tumba ...

Autobús y hacia Paracas, al hotel junto al mar... Son 2 horas.. está anocheciendo...

Nos distrae Saúl... el conductor milagroso, kamikaze o Fitipladi, a elegir, que no nos estrella de milagro... De vez en cuando el silencio se impone en el grupo y no es sino el tributo del asombro colectivo a la maniobra que en ese momento, nuestro funambulista particular está ejecutando con su furgoneta, en la que quizás se le olvida que vamos sentados... Debe de "controlar" la hostia, aunque supongo que también "controlaba" el camionero que saliendo del valle de Nazca acababa de estampar su remolque contra la sencilla casa en la que urgentemente buscaban si había algún "daño colateral"....

Llegamos al hotel costero, austero y cutre. El paseo marítimo tiene Rtes, pero no hay excesiva hambre, así que nos vamos a beber Pisco-sauers para olvidar ... el Pisco es un alcohol "fuertecito" que se obtiene de la uva peruana... En Pisco, ciudad que está junto a Paracas, se vanaglorian de haberlo inventado (se trata de una bebida nacional) ... y haciendo uso de su nombre se jactan de que los chilenos se quieran apropiar su invención ... El pisco-sauer es un combinado con clara de huevo, azúcar moreno y pisco que está de vicio...



Nos zampamos 3 pisco-sauers y compartimos con Dolors e Imma un par de excelentes ceviches ... uno de lenguado y otro de pulpo...

Volvemos despacio al hotel entre perros vagabundos... El pueblo de los perros... Mañana será otro día ...


1 comentarios:

A las 18 de septiembre de 2007 0:14 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Vaya caras después de pegarle al Pisco.
Un saludo de Mañolandia.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal