... 31 de Julio de 2007: Islas Ballestas, vuelo a Arequipa ...

Los perros nos han dado la noche ... y los gallos también.. es acojonante el festival de sonidos nocturnos que hemos tenido... Hoy hay que levantarse pronto porque a las 8.00 tenemos que estar en el embarcadero para salir hacia Islas Ballestas...

No nos duchamos ... lo hicimos anoche porque el caudal de agua es ridículo, así que mejor no compartir a primera hora de la mañana y evitar escaseces innecesarias... Recogemos la paradeta de cables y baterías y cargados con todo bajamos a desayunar...

Nos esperan huevos, tostadas, jugo de Papaya y café soluble... Está todo el mundo abajo y saludamos.. preguntamos a Piti y a Joan porqué no vinieron a tomar Pisco-sauers y nos dicen que no querían cenar... "nosotros tampoco, sólo le dimos al alcohol :-) ... y picamos algo, es cierto, pero el objetivo eran los pisco..."

¡Al embarcadero! ... unos niños lanzan pescaditos (poco frescos) a unos pelícanos en la playa para que les saquemos fotos... una manera como cualquier otra de llevarse una propina...



Nos hacen ponernos en fila de a dos.. y preparamos una bonita parada militar que rivaliza con otros grupos de guiris que están de la misma pose... todo por ver las Islas del Guano...



En el bote es obligatorio llevar los chalecos salvavidas... ponértelos y sentirte como el muñeco de Michelín es toda una... además, "el capitán" exige balancear el barquito y el reparto de pesos hace que de nuestra disposición original nada quede... Siguen pidiendo gente para la derecha.. ¿? ... Ahora lo veo claro, la de acento de Kansas y seguidora de las hamburguesas XXL está haciendo un contrapeso de la leche... además va la primera y tiene al bote de pico... será difícil (equilibrar el barco, o moverla.. anyway...)






El camino hacia la isla es un viajecito a 15 nudos sin gorras en la cabeza y con los cortavientos o anoraks calados a tope .. hace rasca y el viento a esas velocidades, te despierta lo quieras o no...



Durante el viaje el guía explica y responde las dudas sobre las especies que vemos: cormoranes, zarcillos, pelícanos... También aparecen delfines momentáneamente.. Tras pasar delante del "Candelabro" (tengo la sensación que pintar en montañas es de lo que más le pone a estas gentes) eso encaramos hacia la isla a toda "vela"... vamos "tarde" para oler guano





Nos acercamosa la isla .. "no es más" que una colonia de pájaros piqueros .. se encargan de producir el guano (excremento) que nos llena la pituitara a todos.. es un olor profundo y difícil de olvidar...



Cada bicho genera 350 gramos por día de excremento.. o sea que pesando lo que pesan son unas auténticas máquinas en eso de "ir al baño"... Este abono es de una calidad excelente, y luego es vendido en los USA a razón de 70 dólares los 40 kilos... Cada 4 añitos vienen a recogerlo y llevárselo...






En las islas entre grutas, gargantas y cuevas (le llaman la Catedral) , anidan los pajaritos que tapizan literalmente las rocas... también tienen leones marinos y pingüinos de Humboldt.. eternamente graciosos...





Con la barca hemos bordeados las 2 islas, haciendo fotos y grabando, pero sobre todo "aspirando" el penetrante perfume de guano... La mar está azul muy oscura, refleja el cielo gris...

Nuestro guía está esperando que nos caiga guano, porque dice que da buena suerte... aunque yo creo que está hasta la narices de tanto guiri inútil (gringos, british, israelitas y lo que le faltaba: estúpidos españolitos) y su recocijo sería vernos con una cagada descomunal sobre la cabeza o la ropa... hoy no tiene suerte (él) y no podrá gozar de tan tierna estampa...



Decepcionado, pues, manda enfilar de vuelta a El Chaco-Paracas... Son 25 minutos donde quien más quien menos da una cabezadita .. Toni intenta captar las zambullidas en vertical de los cormoranes en busca de pececillos, para luego tras bucear unos segundos, retomar la superficie...



Llegamos al embarcadero y nos vamos directos a por un te o un mate porque el frío nos ha calado... En 30 minutos nos recoge la Vanette para ir a Pisco...



El viaje o "los mejores momentos de Pisco" me ha hecho dar las gracias de nacer donde nací... No hay futuro en casas baja de adobe con una planta y uralita o, en casos afortunados, con las varillas preparadas para seguir construyendo nuevos pisos... Pero sus habitantes confían en que todo cambiará... ojalá que esa fe les ayude ...





Volvemos a la Panamericana.. a la derecha dunas.. a la izquierda dunas, atravesamos el desierto... Hoy no comemos y vamos de cráneo... en 4 horas llegamos a Lima, aparecerán las maletas y salimos en avión hacia Arequipa... una contrareloj... esperemos que todo vaya bien... el día está nublado ...

Comienza a oler mal y no sé porqué tengo la sensación de que la señora de delante tiene problemas estomacales serios... pero es un olor demasiado profundo...

La entrada en Lima es tan deprimente como la salida.. Barrios jóvienes colgados de las laderas del desierto junto a las refinerías de petróleo.. El cielo sigue gris... plomizo...



Desde el bus, vemos barrios gremiales dedicados a los "carros", dedicados a la venta de materiales plásticos.. es alucinante la de gente que hay en todos los sitios...

Cuando vamos a bajar giro el cuello, la chica de atrás se paró unas estaciones antes y recuerdo que había cambiado a su recién nacido de pañales... ¡nos dejó un regalito! .. el pañal del crío con la plasta... de ahí el perfume...

Llegamos a la estación de buses donde un taxi aparecen con las maletas del hotel (están intactas :) ) Las cargamos en las furgonetas y para el Aerouperto... nos vamos a Arequipa, una vez en el Hall del aeropuerto nos toca "reorganizar" las mochilas... llevamos líquidos y neceseres que habríamos de facturar... hacemos una piña y allí dentro removemos nuestras vergüenzas... ¡Aparece la maleta perdida de Pep y Susanna! ... por fin se podrán cambiar ;-)



Facturamos, embarcamos y quedamos gratamente sorprendidos... la organización es casi perfecta, pagas tasas y te dan una pegatina en la tarjeta... muy sencillo, la verdad...

Hablando con Germán y Marcel la hora de vuelo se me hace muy amena ... Aterrizamos en el aeropuerto arequipeño... bajamos del avión a pie de pista y entramos a recoger las maletas en la única cinta que existe...



A la furgo donde Germán nos explica que estamos a 2.300 metros de altitud y que tendremos que cuidarnos del mal de altura... Prohibido el alcohol, sólo carnes blancas y mucha agua o lo pasaremos chungo: diarrea, cefaleas, cansacio.. El soroche no perdona y debemos tomarlo en serio...

Cuando pasamos a la fuga por las calles (son las 19.00 y es de noche) ... vemos algo diferente: todo está muy cuidado... Arequipa tienes 2 Mio. de habitantes y es la 2ª ciudad del país...y tiene un problema.. no es siente peruana... son arequipeños (y a nosotros que nos suena esa cantinela...) ... Pasamos por la Pza de Armas que es muy bonita y el hotel está cerca...

Es una casona antigua en proceso de restauración.. todo con aires coloniales... Nos reciben con mate de coca. Mientras lo bebemos Germán nos recomienda tomar hoja de coca de verdad... el mate es una infusión como el té o la manzanilla.. la venden en sobrecitos..



Luego de dejar las cosas salimos a dar un vuelta.. la ciudad es preciosa y tiene un magnetismo muy especial... un lugar de cuento... La Plaza de Armas es grande y muy linda con los soportales y 2º niveles trabajados.. La catedral queda iluminada y las calles de alrededor (Santa Catalina) es la zona universitaria, con bares de todos los países, restaurantes recoletos... Se parece de alguna manera a León o Salamanca, calles coloniales o renacentistas y ambiente jovil.. nos enamora de inmediato, como seguro que lo hicieron a los dueños de los chiringuitos con banderas de Suecia, Italia, Francia que transportaron su vida aquí desde sus lugares de residencia originales...





De vuelta al hotel a descansar... mañana será otro día ...