... 5 de Agosto de 2007: Amantí una isla en el Titikaka ...

Salimos pronto, hay que ir a la puerto y una vez allí, comprar aceite, azúcar... para llevar a la famila que nos va a acoger en la isla de Amantí en medio del lago Titikaka ... subimos a la barcaza y empezamos la travesía...





Hará frío y vamos en el interior de la misma.. sentando en los laterales y me tomo una Biodramina.. no fuera a ser que la liemos... esto de las las olas no sé cómo me sentará....

El agua tiene una capa verde sobre ella de líquenes, y cantidades ingentes de juncos crecen desde el fondo del lago.. aquí los llaman totora...



la primera visita va a ser a Uros, unas isla hecha en su totalidad de estos juncos..



cada familia (según nos venden) tiene sus propio bloque de totora y cuando se avienen, formando un poblado, se unen las partes bajas de las totoras y se conforman las islas...





cuando tienen problemas vecinales, desamarran la isla y a otro poblado... Si te digo la verdad, me parece que es un show turístico que "practican" durante unos cuantos meses al año y que su modo de vida en nada tiene que ver con lo descrito...




Pasear sobre la totora es extraño, inestable, pero no te mojas ni de lejos,





... nos explican los métodos de construcción y cómo está hecho de este material... luego nos llevan a una isla comunitaria "con teléfono y todo" .. Aquí las placas solares están a la orden del día pues el "el Chino" Fujimori les ayudó con eso..



Es como estar en Port Aventura... muy turístico... la gente anda descalza sobre los juncos... y también lo acaba una israelita que llevamos en el grupo y que no para de tontear con su hebreo particular... al final mete la pierna en una charca de la isla... y a él le toca quedarse descalzo como los habitantes y que ella lleve sus chanclas mientras se le secan las botas...

Cogemos la barca, aún quedan 3 horas para legar a "nuestra" isla ...

El aire sopla 'bravo" en la cara y llevo la cazadora amarilla que me dejó Albert...
Voy literalmente embotado... Levantado en el techo de la barca hago fotos y miro los confines del lago.. Esta gran superficie de agua suponen que se quedó estancada en los momentos de formación y separación de los continentes por lo que que parece una tremenda zona de plana mediterránea en cuanto al batir de las olas.

Llegamos al pueblo, desembarcamos y nos encontramos con una tremenda subida de piedra que nos ha de llevar al pueblo.. es delictiva, y los visitantes y las mujeres de las familias que nos acogerán subimos a ritmo más que cansino: primero un pie y luego el otro... parece que estemos atacando una pared del Himalaya...



Ellas van ataviadas con una falda colorida y una blusa blanca, y mantón negro... llevas las ojotas que dejan los pies al descubierto completamente... se les nota que tiene los pies curtidos y que podrían (o van) descalzos en su vida cotidiana...

Nuestra "acogedora" se llama Marisol, sube tejiendo mientras la seguimos por las cuestas... Habitualmente habla quechua y el español lo lleva justito, justito...



Su casa (nuestra casa) está en la Pza del pueblo y ademas es la dueña del colmado que hay en la planta baja.. nos aposenta en la segunda planta...
El pack de "perlas" somos Toni, Dolors y yo, pero aunque la habitación es muy austera (me recuerda a las "recámaras" de la casa de mi abuela en el pueblo), tiene luz eléctrica al contrario que el resto del pueblo...



El baño (se me antoja generoso llamar así a la letrina) está en el huerto a unos 20 metros de la casa... en una caseta de uralita hecha exprofeso.. pero sin agua que la abastezca...

Nos echamos en la cama un rato tras desempaquetar la mochila, esperando a la comida ... y



Comemos en una esquina de la humilde cocina,



tiene el techo de totora y la cocina es de leña que Marisol no para de controlar. Con nosotros está Melisa su hija de 5 años. La cría es tremendamente espabilada y viviracha y nos habla de su colegio (lo tiene justo en frente de casa).



Tras tomarnos la sopa de quimua y probar el queso de segundo, finalizamos con el mate de muña... luego nos preparamos para ir a ver unas ruinas en la isla...

Nos encontramos con el resto del grupo... unos tienen luz, otros no... la mayoría tenemos letrina... es como la Primitiva, pero al revés...

Salimos de caminata y pronto queda claro de qué va el tema... es la continuación de la subida que vino del embarcadero... claro que ahora llegaremos hasta la cima de la isla.... son 300 metros de desnivel para llegar a 4100m en no más de 50 minutos...



Un pie y luego el otro, en "primera", los reperchitos me "motivan"... Desde el año pasado no tengo la sensación de "andar" que me quedó grabada para siempre tras el Camino; y con el problema serio de la rodilla pensé que nunca podría hacerlo más.... es un lujo caminar... (Gracias Dr. Palazzi!!)

Con la mochila grande y la vista alternando entre el suelo y el paisaje voy subiendo a tren, me siento como nuevo... :) Me dicen que no meta tanto ritmo... Las caras del grupo son un poema y como nos dijo Germán en el barco... el Trekking puede ser "gracioso"...



La subida es dura, muy dura y al final decidimos que cada uno vaya a su ritmo...



a mí no me sienta nada bien parar... Augusto, el guía, viene encabezando el grupo con Toni.. yo me he destacado y sólo paro cuando contacto con el grupo de ingleses que nos preceden... Yo no puedo ir tan poco a poco y Joan también decide no detenerse pues le sienta fatal a su ritmo...

Augusto se va deteniendo y nos cuenta historias de la isla: sus 8 comunidades, las normas, etc...



Toni se pica y hace un sprint que intento seguir.. está fuerte, muy fuerte, ¡qué cabrón! y me hace sacar la lengua y pedir "paz" .. se ríe.. y me hace fotos en mi estado más patético..





Llegamos arriba justo a tiempo de ver la puesta de sol...









Bajamos casi de noche, "el trío Calavera" haciendo fotos imposibles... Nos ilumina desde arriba Venus que ha salido hace un rato y con quien mantengo un diálogo "fluido" .. Poco a poco salen el resto de estrellas y el cielo se va tejiendo de miles de motas blancas... Con la linterna bajamos camino de "nuestra casa" ...

Cenamos y aparecen los vestidos típicos que luciremos en la fiesta que dan para todos los visitantes... para Toni y para mí: un poncho y chullo de colores... para Dolors el traje típico de ellas con pollera, blusa... Al parecer da un calor de mil demonios...



Bajamos (la fiesta es en el espacio de la tienda que tenemos debajo de nuestra habitación) y nos encontramos con Susanna y Pep y luego llegan Nacho, Juan Carlos e Inma la Chunga...



En un arrebato único e irrepetible, como el que que tiene Bastian a mitad de La Historia Interminable, Pep da con la denominación justa y perfecta para este trío de catalanes-más-madrileño que se dedican al noble arte del SAP... Les llama "Chunguitos" ... y una rayo de luz nos advierte que serán los Chunguitos por días, meses, quizás años...



Nos pedimos una Cusqueña (¡¡son unos botellines de 620 ml!!) y reímos... y entonamos el himno oficial de los Chunguis ... cómo no de otros Chungos ...




Pulsar para reproducir

Empieza el baile, y como "no se saben" ninguna de los Estopa :) salimos fuera.. Hace frío, pero con la cerveza y los ponchos de alpaca, la cosa se mitiga "bastante"...

En el cielo hay miles de y miles de estrellas y la falta de luz en la isla y en el
lago, permite ver un espectáculo único... Arriba la Vía Láctea y aunque yo me pongo tonto asegurando que desde el hemisferio Sur no se puede ver la Milky Way .. Germán nos confirma que es la misma amiga que el año pasado seguí para llegar a Santigo... y que estoy completamente equivocado...

Esta noche, quizás podamos verla como quizás nunca más la veamos ... Reímos y bebemos y poco la poco la gente se va yendo.. nosotros "tenemos" que quedarnos pues la fiesta es "en casa"...

El grupo de música es "de nota" y arranca a la guitarra, la flauta y el tambor un repertorio de bailes más que decente dadas las circunstancias...

Toni y Dolores salen a bailar cogidos de la mano de Melissa..





Yo me resisto porque aún llevo mi segunda botellita de cerveza en la mano y tengo excusa... Aprovecho para salir fuera.. estoy solo y aprovecho para volver a mirar las estrellas..

Toni y Dolors vienen buscando un respiro, pero el frío les acobarda y volvemos a entrar dentro donde Marisol me arrastra acogedora y me hace bailar... A mi izquierda la pequeña Melisa y a la derecha su madre...

Cuando termina la canción me apunto a hacer una excursión a un huerto cercano para liberar los efectos de la cerveza.... de esta forma nos mostramos conciliadores y no sólo abonamos el terreno de nuestra familia...

Al regresar, Marisol y su marido (aún no sé cómo se llama y no creo que hable el idioma de Cervantes), quieren hacerse fotos y tras prometerles que se las enviaré impresas subimos a la habitación a dormir.. estamos rendidos....





Nos metemos en el saco ... mañana será otro día


1 comentarios:

A las 3 de diciembre de 2007 19:09 , azafran ha dicho...

Hola, Antonio:
Soy Isabel de Zaragoza, como puedes ver no me he olvidado de tu trabajo que me parece genial y cuando tengo un rato me dedico a leerlo y ver, porque de verdad Sony tiene un negocio contigo; además de un trabajador.
Un besote.
Seguiremos en contacto.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal